Corredor Biológico Mesoamericano

Consultora: Tania Carraco Vargas

Objetivo del Proyecto: El Corredor Biológico Mesoamericano (cbm) fue en principio una iniciativa coordinada de políticas de conservación para mantener la conectividad entre los ecosistemas de Norteamérica y los de Sudamérica a través de distintos espacios naturales en el Istmo Centroamericano, y luego adoptó formas diversas de institucionalización en los países de Mesoamérica.

En México, los corredores biológicos a partir de 1997 se han constituido en un instrumento de política pública para la conservación de la riqueza natural de México y Centroamèrica, bajo criterios que aseguran el bienestar de las comunidades rurales establecidas en ellos; son el eje de una estrategia que incluye aspectos socioambientales y de integración en el territorio para conservar y restablecer la cubierta vegetal. Con ello se hace posible la conectividad biológica entre áreas protegidas en los estados del sureste de México. La estrategia, a su vez, permite la apropiación social de la biodiversidad por los dueños y poseedores de la riqueza natural existente en estos territorios. Además, los corredores han sido una pieza importante en la Estrategia Nacional de Cambio Climático para efectos de adaptación.

A lo largo de nueve años, el CBM recibió el apoyo del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), por sus siglas en inglés), recursos que fueron administrados por la CONABIO, a través del Fideicomiso Fondo para la Biodiversidad. Esta iniciativa a partir de 2011 quedó a cargo de la Coordinación de Corredores y Recursos Biológicos de la CONABIO.

Algunas actividades realizadas

  • Participación en el equipo de Banco Mundial como especialista social en el diseño del Proyecto, seguimiento y evaluación desde 1997 hasta 2010.
  • Organizar las consultas con los diversos actores en las áreas de los corredores de acuerdo a las salvaguardas del Banco Mundial.
  • Organización de talleres participativos con las comunidades de los estados de sureste de México, Guatemala y Panamá.
  • Elaboración de un video sobre los talleres participativos en lenguas de los pueblos originarios del sureste de México.
  • Participación en el equipo de Banco Mundial en el cierre de evaluación final del CBM.

Resultados obtenidos

El esfuerzo del CBM durante los 9 años de su implementación se tradujo en que las asociaciones de productores de segundo nivel se dediquen a actividades tan diversas como la producción de miel y café, a los servicios ecoturísticos y al aprovechamiento de recursos forestales, con un propósito en común: incrementar sus ingresos y mejorar las condiciones de bienestar de sus familias sin dejar de conservar la riqueza biológica de las tierras de las que son propietarios.

Organizaciones e instituciones involucradas:

  • Banco Mundial
  • Fondo para el Medio Ambiente (GEF)
  • Gobiernos de los estados (secretarias de Medio Ambiente
  • Universidades
  • Organizaciones de las Sociedad Civil
  • Ejidos y Comunidades Agrarias en los corredores
  • Organización para la Agricultura y Alimentación (FAO)
  • Conservación Internacional (CI)
  • Comisión para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (CONABIO)

.